13410

acciones en 2017!

You are offline: login here

Reducir – Prevención en origen

Reducir significa utilizar menos recursos, es decir, prevenir en origen. La prevención de residuos se define como un amplio abanico de medidas y acciones llevadas a cabo para evitar que una sustancia, material o producto se convierta en residuo.

¡El mejor residuo es el que no se genera!

En esta página encontraréis una amplia selección de ideas y acciones que se pueden desarrollar durante la EWWR y que se centran en la prevención de residuos. Os invitamos a conocer esta selección de acciones y buenas prácticas llevadas a cabo en ediciones anteriores de la EWWR.

Reduce Waste
Action EWWR 2013: Save the leftovers! Helsingborg, SE. © NSR

Ideas relacionadas con la acción – Reducir

Información de la campaña:

  • Exposición o estand de información sobre los impactos ambientales, sociales y económicos de los residuos, así como sobre la necesidad de reducirlos.
  • Mesa redonda o conferencia para tratar aspectos de la prevención de residuos.
  • Visita comentada a instalaciones relacionadas con la temática (centros de economía social; tiendas de reparación de bicicletas, mobiliario o aparatos eléctricos y electrónicos).
  • Visualización de filmes temáticos orientados a la sensibilización del público (Trashed, Plastic Paradise, Bag it!, Waste Land) y debate posterior sobre buenas prácticas diarias.
  • Realización de vídeos sobre el impacto de los residuos que producimos y la necesidad de reducir su generación; difusión de estos vídeos a través de distintos canales (YouTube, Facebook, Twitter, televisión, cine, etc.).
  • Organización de una actividad para promocionar los adhesivos contra el correo basura.
  • Mostrar la reducción del impacto ambiental del puesto de trabajo gracias a las medidas adoptadas en prevención de residuos.
  • Concurso de prevención de residuos (cortos, juegos, pósteres, etc.).
  • Interactuar con los niños y plantearles preguntas sobre los residuos que producen en sus actividades escolares y extraescolares, para concienciarlos al respecto.
  • Organizar una lluvia de ideas sobre los métodos que permiten reducir los residuos en la escuela.
  • Crear una tarjeta de fidelidad de ciudadano ecológico que recompense las acciones y compras ecológicas.

Reducir el uso de recursos:

  • Organizar una actividad (el «Bar del Agua») centrada en una cata de aguas (se probarán, con los ojos tapados, distintos tipos de agua, incluyendo el agua del grifo).
  • Organizar una actividad de demostración sobre pañales reutilizables.
  • Recordar una serie de medidas que permiten prevenir los residuos (especialmente, el papel) en la oficina; por ejemplo, imprimir con menos papel.
  • Lanzar un producto nuevo con un diseño ecológico.
  • Adoptar una política de compras sostenibles para los suministros de oficina, las líneas de producción, la cocina, etc.
  • Instalar dispensadores de agua.
  • Instalar máquinas de café que acepten tazas en lugar de funcionar únicamente con vasos de plástico.

Reducir los envases:

  • Organizar distintos cursos relacionados con la temática; por ejemplo, un curso sobre la reducción de los envoltorios de alimentos.
  • Promover la compra de alimentos a granel no envasados.
  • Organizar una actividad de desembalaje (relacionada con las bolsas de un solo uso) en la línea de cajas de un comercio.
  • Organizar una actividad de comparación de los carros de la compra (productos con más o menos embalaje).
  • Instalar paneles informativos en los supermercados que indiquen qué productos generan menos residuos.
  • Crear una acción de promoción de bolsas de la compra reutilizables.
  • Adoptar una política de compras sostenibles y verdes para los suministros de oficina, las líneas de producción, la cocina, etc.
  • Impulsar una actividad de recuperación de embalajes usados en la empresa.

Reducir el despilfarro de alimentos:

En el 2014 la Semana Europea de la Prevención de Residuos se centró en la prevención del despilfarro de alimentos. Se pueden encontrar fichas descriptivas sobre la organización y la implementación de acciones para reducir el despilfarro de alimentos en la página web de los Días Temáticos de la Prevención 2014.

    • Organizar un pícnic sin residuos.
    • Organizar un curso de cocina para aprovechar las sobras de la comida.
    • Organizar seminarios sobre la lectura de las etiquetas (fechas de caducidad, fechas de consumo preferente, etc.).
    • Visualizar cortos sobre el despilfarro de alimentos. Podéis informaros sobre las campañas Love Food Hate Waste o Recycle Devon, o sobre el concurso Love Food Film.
    • Iniciar el autocompostaje en casa o en el trabajo.
    • Iniciar el compostaje comunitario.
    • Repartir listas de la compra a los clientes para evitar las compras superfluas.
    • Organizar el taller «¿Cómo evitar el despilfarro de alimentos cuando compramos o cocinamos?».
    • Introducir medidas en el comedor de la escuela o de la oficina para reducir el despilfarro de alimentos.

Recordad que podéis mostrar los resultados y la evolución de vuestra acción a través de las fotografías y vídeos que realicéis; podéis compartirlos mediante distintos canales (prensa, redes sociales, paneles informativos, etc.).

¿Por qué es tan importante reducir los residuos?

La reducción de residuos es una de las prioridades de la Unión Europea. Los residuos municipales se han duplicado en peso desde 1970 y se encuentran en el nivel más elevado desde hace quince años. En el 2011, cada persona generaba 500 kg de residuos municipales en los Estados miembros de la UE (fuente: Eurostat, media de la UE-27). Estos residuos son el resultado de modos de producción y consumo no sostenibles. Además, el consumo de productos (incluyendo su producción, transporte y distribución) representa aproximadamente el 50% de las emisiones que contribuyen al cambio climático. El incremento de la cantidad de residuos que deben gestionarse requiere un mayor número de infraestructuras para su recogida y tratamiento, cuyo coste repercute directamente en los presupuestos públicos de las administraciones locales y regionales. En este contexto, la prevención de residuos se ha convertido en un concepto sencillo y esencial en la gestión de residuos; se trata de un factor técnico fundamental en la gestión local, pero también permite que tomemos conciencia sobre la escasez de los recursos naturales.